Un ratito a pie y otro a pedales.

Para muchos la motocicleta antigua más entretenida de dibujar es la típica de Indiana Jones y la última cruzada, para mi es la motocicleta a pedales.
Eran muy esqueleticas y solian estar llenas de roña pegada a los montones de grasa acumulada.
Lo más divertido de estas motos era ver a alguien con traje, bien elegante, con cara de ir a la oficina a vender cuatro o cinco empresas (por que puede)  dandole al pedal  como un gallo cabreado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*